Imagen de La Casa Azul

Esta semana hablamos de… música, citas de cine y depre postvacacional

Sí, ya lo se, estás con depresión postvacacional… yo también. Se acabó levantarse a las 12:00h, comilonas hasta las 5 de la tarde, trasnochar, no preocuparse de los horarios, compartir casa con la familia, contestar a preguntas absurdas por parte de las amigas de tu madre, besos de tías que ni conocías… espera a ver si no va a ser tan malo esto de haber vuelto.

Para que se te haga más llevadero, empezamos este mes de septiembre con más y más festivales. Que puede que las vacaciones se nos hayan acabado, pero siempre nos quedará la música (como les quedaba París a los protagonistas de Casablanca).

Empezamos con uno de los “güenos, güenos” como es el Ebrovisión, que desde Miranda de Ebro cada año nos hace unas propuestas que pocos pueden rechazar. Este año cuenta con Temples, Fuel Fandango y la gran Zahara para convencernos. Del indie pasamos al folk con el Getxo Folk, un cambio de aires que este año cuenta con Mariza entre otros artistas.

En Molina de Segura, Murcia, se celebrará el B Side Festival, que como quién no quiere la cosa, ya ha llegado a la decimoquinta edición, algo que no tantos festivales pueden decir, y este año actuará gente como Fuel Fandando o Viva Suecia. Nos trasladamos A Galicia, comunidad que no se quiere quedar atrás en la organización de festivales (ya van unos cuantos) con el Festival de la Luz, desde Boimorto, A Coruña. Nos trae un cartel de lo más variado con Celtas Cortos, Cepeda, Orquesta Mondragón o Putochinomaricón… variado como una ensalada fresquita.

En Sant Boi de Llobregat, Barcelona se celebra el Altaveu con grandes como Wilko Johnson o Deltonos. Y otro de los clásicos que no puede faltar es el Dcode que se celebra en Madrid. Este año cuenta con Two Door Cinema Club (los vimos en el Bilbao BBK Live de hace un par de años y ¡suenan genial!), The Cardigans (un clásico), Amaral (un clásico patrio) y La Casa Azul (gran espectáculo audiovisual, tal y como lo contamos aquí).

Como ves, la depresión postvacacional es menos si tenemos música. ¡¡¡A Dios pongo por testigo que jamás volveré a tener depre postvacacional si tengo festivales!!!! (creo que me he venido un poco arriba…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.