Imagen de Love of Lesbian

Crónica de Las Músicas de Avilés, pequeño gran festival

El pasado viernes 23 de agosto se celebró la tercera edición del joven festival Las Músicas de Avilés.  El día se presentó precioso, como no tantas veces suele pasar en el verano asturiano, pero que cuando salen el paisaje es el del Edén. En un maravilloso emplazamiento como es la explanada del centro Niemeyer, al filo de una hermosa puesta de sol comenzó el festival que constaba de tres actuaciones: Ángel Stanich, Love of Lesbian (cabezas de cartel) y Mucho.

He de decir que, en un alarde de poca originalidad, lo que me atrajo a asistir fue Love of Lesbian, a quien tenía muchas ganas de ver en directo y todavía no había tenido ocasión. Pero el nombre de Ángel Stanich ya había dado suficientes vueltas por mi redacción como para que me picara la curiosidad de verlo. Siento decir que no conocía a Mucho.

Antes de meterme en harina de las actuaciones, decir que la organización estuvo perfecta. Si acaso un exceso de celo por parte de la seguridad, pero por parte de Mestizo Producciones todo fue amabilidad y facilidades. También dar las gracias a quien corresponda por la puntualidad meridiana del comienzo de las actuaciones. Los tres grupos/artistas fueron puntuales, y para un evento de tantas horas es muy de agradecer. Y por último criticar que no hubo ninguna mujer en el escenario en ninguno de los tres grupos/artistas, y eso que Love of Lesbian eran 10-11 personas. Ninguna mujer entre los tres nombres del cartel ni de sus músicos de apoyo. En la era en la que estamos, por lo menos tenía que mencionarlo, y dar mi apoyo a tantas músicas que habrá en España de gran calidad que no se las tiene tanto en cuenta.

Dicho esto, la primera actuación de la tarde-noche fue Ángel Stanich. Tal y como él mismo contó, trajo una reducida representación de su banda: él mismo y dos músicos más. No se cómo sonará con toda la banda, pero los tres hicieron un gran trabajo. Su actuación fue de menos a más, ya que le tocó la difícil tarea de “calentar” al público. Si algo define al compositor cántabro es la personalidad, tanto en su característico look de melenas y barbas, como en su voz y sus peculiares letras. Por momentos me recordaba a Albert Pla. Comentó estar encantado con el centro Niemeyer y que le recordaba a un aeropuerto (acertadísima comparación). De entre los temas, Mátame Camión hizo que el público se animara mucho, Un Día Épico, Escupe Fuego, Carbura… todo un repertorio que para quien no lo conocíamos muy bien, fue una buena muestra de su talento. Nos quedamos con ganas de más.

Como anécdota, al filo de terminar su concierto, comentó que tenía prisa porque tenían que ir a Barajas a tomar un avión para una actuación en Canarias al día siguiente. Con toda la ironía felicitó a su road manager, lo que provocó las risas del público. Se nos metió en el bolsillo.

Love of Lesbian al principio de su actuación en Las Músicas

Ya entrada la noche, a las 23:00h comenzó el concierto central del festival, que como ya he citado antes fue Love of Lesbian. Se presentaron con un montaje espectacular con más de 10 músicos, con varios instrumentos de viento, percusión, lámparas de techo… faltaron los candelabros para recordarnos al gran Tino Casal. Si Ángel Stanich era la personalidad, Love of Lesbian son la poesía pura, el sentimiento y la desnudez, envueltos en fabulosas melodías.

Cuando vas a ver a un grupo que está en lo más alto, que lleva varios años en lo más alto y que tienen una carrera de 20 años a sus espaldas, ves a unos “currantes” de la música, que entienden perfectamente que este negocio es mostrar su música pero también hacer que la gente se lo pase lo mejor posible. Pues esto son por ejemplo Sidonie, Niños Mutantes y Love of Lesbian. Con todos mis respeto a los demás, la veteranía es un grado. Están relajados porque saben que todo está bajo control. Ya saben que gustan, pues ahora hay que entretener. Love of Lesbian lo dieron absolutamente todo. Santi Balmes llegó incluso a hacer un medio striptease.

El sonido era maravilloso, tan vez algo baja la voz de Santi, los arreglos de las canciones perfectos, la incorporación de toda la exposición de instrumentos ideal, la entrega total de todos los músicos para que la gente se animara y bailara… y aunque la gente bailaba y cantaba parece ser que desde arriba se percibía cierta frialdad, por lo que iban comentando. Yo he de decir que desde el público no notaba esa frialdad, veía a la gente entregadísima y sabiéndose todas las letras de todos sus temas. Yo lo definiría como un conciertazo del que pueden estar orgullosos.

En cuanto a los temas, muchos de El Poeta Halley, algunos de sus primeros discos, y no faltaron los más conocidos como John Boy, Bajo el Volcán, Donde solíamos gritar, Incendios de Nieve, Incapacidad Moral Transitoria y mi favorita que es Cuando no me ves, que la cantaron demasiado pronto para mi gusto. Faltó Fantastic Shine, pequeño reproche por mi parte.

Love of Lesbian: ha sido la primera vez que os he visto en concierto (lo sé, imperdonable por mi parte), pero no será la única. Nos volveremos a ver.

Imagen del grupo Mucho
Mucho actuando en el festival Las Músicas

Y a la 1:00 de la madrugada comenzó su actuación Mucho. Resultó ser una interesante propuesta de música electrónica con sonidos directos, pregrabados y alusiones a conocidísmos temas pop de los 80 como Starman de David Bowie, Thriller de Michael Jackson y Material Girl de Madonna. Incluso me pareció que hubo una referencia a Daft Punk. Toma partes conocidas de los temas y los remezcla con otras melodías, aunque no costaba identificarlos.

Cuando quedaban dos temas para finalizar, el cantante dio las gracias a la organización por permitirles llevar a cabo su show tal cual lo querían hacer, sin hablar y sin pausas entre temas. Actuar después de Love of Lesbian era un reto difícil, pero el cambio total de registro vino muy bien, y acabar el festival con música de baile fue un gran broche de oro.

Para finalizar decir que este festival me ha gustado mucho, uno de los de pequeño formato en el que he estado más a gusto. Espero que siga creciendo, que se siga haciendo durante muchas ediciones y que sean tan interesantes como la de este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.