Todas las entradas de: Anabelj

Hoy comienza el Purple Weekend

Tras el parón de la pandemia, y aunque todavía no hemos salido de esta anodina situación (ni mucho menos), y mientras nos siguen asustando con la súbida de los índices a 14 días (baremos internos de la OMS), la normalidad parece ser que poco a poco se va imponiendo, a pesar de todo.

En esa normalidad, vemos que este mismo finde, hoy mismo, comienza el festival ye-yé por excelencia (con permiso del Euro Yeyé de Gijón). Nos estamos refiriendo, claro, al Purple Weekend de León, cita ineludible de todas las modernas y modernos cuyo top cultural fueron los años 60. Y desde todomusicaymas.com lo decimos con envidia porque ya nos habría gustado poder asistir y remover bien nuestro flequillo a diestro y sinientro a ritmo de la música.

Pero no, desafortunadamente no estaremos, pero nos encanta que se vuelva a celebrar, al igual que todos los festivales que se quedaron en standby por culpa del dichoso virus con corona.

¡Que vuelva el mod a nuestras vidas! Aunque sea detrás de una mascarilla.

Si quieres conocer la programación del festival, haz clic aquí.

Shinova en Gijón

A falta de festivales masificados, buenos son ciclos de conciertos

Voy a empezar este artículo con una frase manida no, lo siguiente: el COVID lo ha cambiado todo. La reflexión buena es si lo ha cambiado para siempre o sólo de manera temporal. En lo que a los festivales se refiere, habrá cosas (protocolos) que posiblemente hayan llegado para quedarse, pero soy de la opinión que, en el momento que el COVID no sea un peligro, la masificación volverá a los festivales, puede que aún más que antes. Más que nada porque ¡nos va a pillar con ganas…!

El pasado año, hubo festivales valientes, que con mucho miedo y dudas, siguieron adelante. Descafeinados, defenestrados por el COVID, ignorados por muchas personas… pero ahí estuvieron. Hablamos, por ejemplo, del Metrópoli Gijón que, contra viento y marea, se sacó las pocas actuaciones musicales que se celebraron, dando algo de aire a algunos grupos privilegiados. Todomúsicaymás pudo acudir a los conciertos de Shinova e Ilegales en una plaza de toros con distancias de seguridad, y lo que era peor, sentados en sillas y sin poder siquiera ponernos en pie para bailar, y amordazados con mascarillas, a pesar de las cuales cantamos para que los artistas nos pudieran sentir un poco menos lejos.

Seguir leyendo A falta de festivales masificados, buenos son ciclos de conciertos
Imagen de público en un concierto

En 2021 habrá festivales, sí o sí

Todo ha estado muy parado. Parecía que después del confinamiento, nuestra vida anterior volvería… pero no. Parecía que con el proceso de vacunación, nuestra vida anterior volvería… pero no. Parecía que con la disminución de casos, nuestra vida anterior volvería… pero no. Se está pasando la primavera, está llegando el verano y nos están llegando decenas de noticias de festivales que se suspenden.

Pero ¿son todos? ¡En absoluto! Hay un pequeño reducto de festivales valientes, cual aldea aldea gala resistiéndose a los romanos, que ha decidido tirar hacia adelante con el festival, aún a riesgo de tener que suspenderlo en el último momento.

Hemos hecho (y seguimos haciendo) un repaso a los festivales que SÍ se van a celebrar este año y los hemos etiquetado como “¡Disfrútalo en 2021!”.

http://www.todomusicaymas.es/tag/disfrutalo-en-2021/

Sigue las novedades de esta web para saber si tu festival favorito se va a llevar a cabo, cambia de formato o surge algo nuevo que no te esperabas. Porque la música en vivo puede pausarse pero no se puede parar.

Imagen de Ilegales en concierto

Ilegales: A pesar de que son tiempos nuevos, siguen siendo salvajes. Crónica.

Si el concierto del día anterior fue relajado, íntimo, emocional, tranquilo… con Ilegales sabíamos que eso no iba a pasar. Pero no nos imaginábamos cómo se podría afrontar un concierto punk-rock desde una silla, con la mascarilla puesta y en completa quietud como si estuviéramos en misa. El resultado fue de lo más interesante y, como adelanto decir, que Ilegales nunca defrauda.

Este ya es nuestro tercer concierto del grupo asturiano desde su regreso triunfal. El primero fue en el festival Derrame Rock en Gijón y el segundo una actuación en el Kafe Antzokia de Bilbao. Decir que siempre que nos surja, acudiremos a un concierto porque merece la pena. Por Jorge Ilegal no pasan los años, el tío sigue tocando y cantando como en cualquier actuación de los 80. Ahora se ha vuelto un poco más filosófico y nos suelta algunas perlas de vez en cuando como cuando empezó a llover y dijo que “no le importaba porque es un guitarrista acuático, y nosotros también somos un público acuático”. A fe que lo somos porque allí cayó una lluvia de justicia.

Seguir leyendo Ilegales: A pesar de que son tiempos nuevos, siguen siendo salvajes. Crónica.
Shinova en Gijón

Crónica de Shinova en el Metrópoli Gijón, derrochando emoción

Todos los veranos, aprovechando que nos desplazamos por vacaciones, optamos por ampliar nuestra geografía musical y enterarnos de conciertos o festivales interesantes que pueda haber en nuestro entorno. El año pasado os hablamos del festival Las Músicas de Avilés, extraordinario concierto de Ángel Stanich y sobre todo, Love of Lesbian. Este año también teníamos previsto asistir, si nos cuadraban fechas, pero (ya sabéis lo que vamos a decir) el coronavirus ha hecho acto de presencia, y lo ha mandado todo al traste. Mucho nos temíamos que este año nos quedábamos sin conciertos, pero el Metrópoli Gijón y otros osados promotores, han decidido reinventarse antes que suspender.

Seguir leyendo Crónica de Shinova en el Metrópoli Gijón, derrochando emoción
Imagen del grupo Radio Futura

La BSO de nuestra vida: Radio Futura

Hoy hablamos de Radio Futura y, por extensión, Juan Perro.

Radio Futura como tal empezó su actividad en 1979-80 y se disolvió en 1992. ¡Quién lo diría! Los ecos de su música siguen sonando hoy en día gracias a su gran aportación a nuestra historia musical como a Santiago Auserón, cuya voz sigue sonando a través de Juan Perro. Hoy en día, a Santiago le interesan más los ritmos latinos y africanos, pero en su inicio como Radio Futura era un grupo ecléctico, en medio del punk, glam, pop y la movida madrileña… El resultado fue un sonido único, personal, muy basado en la guitarra eléctrica y la voz llena de matices de Santiago.

Ya que el grupo ha rechazado Música Moderna como propio, diremos que su primer disco fue La Ley del Desierto. De hecho, toda la leyenda de Radio Futura se cimenta en sólo 3 discos: el nombrado La Ley del Desierto (1984), De un País en Llamas (1985) y la Canción de Juan Perro (1987). A partir de ahí, se olvidan de la oscuridad y se centran en un rock más latino, más luminoso, con mucho éxito de crítica y público, y con poco interés por mi parte. Pasan del blanco y negro al color. Vaya…

El relato de sus temas nos lleva a historias que podrían convertirse en películas. De hecho, algunas siempre me han evocado a películas. Como ejemplo Haddaly: ¡cómo no ver en ella a la replicante Rachel de Blade Runner! Una vez que oigáis la canción no os la podréis quitar de la cabeza. O El Nadador evoca perfectamente a la película con el mismo nombre interpretada por Burt Lancaster en 1968. O también en Oscuro Affaire ¿cómo no ver una trama de las películas de Alfred Hichcock, especialmente a Cary Grant con su perfecto traje? La clara referencia de La Ley a los westerns o La Secta del Mar a las películas de monstruos de los años 30-40 como las de Ed Wood.  El videoclip Lluvia del Porvenir podría hacerse con las imágenes de Excalibur y en cuanto a la literatura, la letra Annabel Lee está basado en un poema de Edgar Allan Poe.

Yo lo veo claro, vamos. Podría seguir pero yo creo que con estos ejemplos me he explicado.

Repasando los tres discos nombrados, me ha sorprendido el tema La Cuidad Interior. Recuerdo haber escuchado este tema de pequeña (1985) y me produjo pesadillas. Su estribillo dice:

– “Perdona

– No tiene importancia

– Te he clavado mi navaja

– Estoy acostumbrado a morir”

Claro, hoy en día no te impacta tanto, pero de pequeña no entendía cómo alguien querría cantar este tema. Desde luego sus letras siempre son interesantes, sorprendentes, hablando de mundos oníricos o mero declamante de la realidad que percibe. Un estímulo para el cerebro, un puñetazo o un susurro, envuelto en la vmalhumorada belleza de su cantante.

Recordamos la entrada que publicamos hace algún tiempo con el vídeo de Annabel Lee, que siempre es una delicia de escuchar, música y letra.

Radio Futura. 1987, Annabel Lee.

Imagen de Los Flechazos

La BSO de nuestra vida: Los Flechazos

Debido a la repercusión que ha tenido la entrada sobre Radio Futura, hemos decidido hacer algunas entradas más dedicadas a los grupos españoles que sonaron en la banda sonora de nuestra vida, que nos acompañaron a lo largo del tiempo, o como en este caso, con especial intensidad. Hoy hablamos de Los Flechazos.

Para poner un poco de historia, diremos que la actividad del grupo leonés se llevó a cabo entre 1987 y 1998. Su estilo era el pop sesentero de influencia británica, con lo cual podemos pensar que eran anacrónicos. Nada de eso. Su éxito en parte se debe al auge del revival de los 60 tanto en moda como en música, y que sus temas eran una inyección de energía. En este auge, coincidieron con grupos como Los Elegantes o Brighton 64.
Publicaron 8 álbumes del cual el más conocido fue “Viviendo en la era pop”.

A mi me pilló la ola de los 60 en el mejor sitio donde me podía pillar, aparte de Londres: en la facultad de Bellas Artes. Todo lo sixty era fabuloso! Y si era original más!!! Y si lo parecía también! Fui a ver al grupo a la discoteca Gwendoline de Algorta. Menuda fiesta se montó! La discoteca ya no existe y en aquel momento era una reminiscencia de los años 80. Parecía que podías ver a Donna Summer caminando entre sus columnas brillantes. A pesar de su decoración ochentera, se convirtió en una parada obligatoria de los conciertos indies del momento. Era un honor actuar allí y la oferta era deliciosa.

Pues uno de los momentos cúlmenes fue el concierto de Los Flechazos. Los de Alejandro Díez y Elena Iglesias dieron un concierto memorable, a la medida del enloquecido público de reminiscencia sesentera para quien Los Flechazos era lo más! No paramos de bailar en toda la actuación y flipamos mucho con cada tema. Nos los sabíamos todos: Viviendo en la era pop, La chica de Mel, Suzette, No sabes bailar, A toda velocidad, La reina del muelle, El hombre que confundía los sentidos, Luces rojas, Ella me hace enloquecer…

Durante aquel tiempo quería vivir dentro de un tema de Los Flechazos, quería ser una chica de cardado y maquillaje excesivo, quería ser Barbarella… Finalmente la realidad se impuso como siempre hace. El día a día se llevó la pasión pero quedó el amor. Amor a Los Flechazos, al colorido de los años 60, a la felicidad que aparentaba esa década y sobre todo al sentimiento de amor y buen rollo que se generó allí, que revivíamos cada vez que oíamos sus canciones y a la felicidad que siento cada vez que lo oigo hoy en día en cualquier momento.
Flechazos, os debía esta declaración de amor y agradecimiento porque vuestra música es un oasis de felicidad en la memoria y una auténtica máquina del tiempo que me lleva de nuevo a aquel concierto único celebrado en la discoteca Gwendoline.

Este es el vídeo del tema más emblematico del grupo. Viviendo en la era pop, 1988.

Post scriptum: Como comentaristas musicales, a parte de su etapa de los Flechazos, a Alejandro Díez y Elena Iglesias debemos agradecer la fundación del festival Purple Weekend. Desde hace unos años Elena continúa con la dirección de este fabuloso festival, mientras Alejandro ha formado una banda llamada Cooper.

Imagen: Elefant Records