Archivo de la categoría: La Máquina del Tiempo

Porque no hay nada que te traslade en el tiempo tanto como una canción

Jeanette años 80

Frente a Frente: de Jeanette a Bunbury

Imagen: jeanetteweboficial.com

Cuando era más joven, tuve una temporada que fui muy fan de Jeanette. A los y las millenials no os suena de nada, claro. Ahora es una abuela feliz aunque en los 80 era una dulce cantante de verde e inocente mirada. Jeanette es londinense pero alcanzó el éxito cantando en español. Esa mezcla de belleza, juventud, inocencia, dulzura y exotismo nos conquistó. Tuvo varios éxitos como Corazón de Poeta, Por qué te vas, Soy Rebelde, Cállate Niña… y entre ellos Frente a Frente. La verdad es que nos lo cantaba con esa inocencia que se lo “comprábamos” todo, casi parecían canciones infantiles, yo escuchaba sus temas como quien escucha a los Cantajuegos pero luego se me quedaba mal cuerpo, y entonces no sabía por qué.

Ahora lo he entendido todo gracias a Bunbury. No son para nada temas infantiles, son canciones duras con letras desgraciadas envueltas con la dulce y juvenil voz de Jeanette. Bunbury ha hecho una versión de Frente a Frente en la que ha mostrado toda la crudeza del tema, es más, en su magnífico videoclip (dirigido, por cierto, por J.A. Bayona) lo ha llevado hacia el terror y funciona perfectamente. A ello contribuye la también dulce pero oscura voz de Miren Iza. Entre los tres han contribuido a colocar el tema en el lugar que le corresponde, el lado más oscuro del amor y la felicidad.

Hace unos años publiqué una opinión sobre esta versión de Bunbury. Lo puedes ver aquí.

Bunbury. Frente a frente

Hoy te traigo el tema original de Jeanette para que lo disfrutes y conozcas a la solista que nos conquistó en los 80 con su delicadeza.

Anabelj
TodoMúsicayMás

Retrocedemos las agujas del tiempo hasta 1981 y 2010. Elige tu versión.

Fotograma de San Junípero, de la serie Black Mirror

San Junípero, los ochenta y Swing

En la imagen: Fotograma de San Junípero, Black Mirror.
Fuente: espinof.com

Hace un par de días conocíamos la noticia que el capítulo “San Junípero” de la serie Black Mirror había ganado un Emmy a la mejor película para televisión. Sea como fuere, no es sólo un capítulo más de la conocida serie sino que es del que más se ha hablado, seguro. Tal vez por su historia (aunque todas son inquietantes), tal vez por su final feliz, nada habitual en la serie, tal vez porque todos somos muy EGB y los looks y música de los 80 nos tocan el alma. Al menos a quienes vivimos esa época.

Hace unos días publicaba una entrada hablando de una fiesta “Back to the future” que se celebró en la discoteca El Jardín en Gijón el pasado agosto. Quienes allí asistimos nos sentimos un poco como en el capítulo de “San Junípero”, de no ser por nuestras arrugas y canas, aunque con la eterna juventud de quién cree revivir una época ya pasada de su vida.

Aunque ni la discoteca El Jardín, ni Gijón están vinculadas con mi juventud, y los 80 me pilla en la infancia, otro acontecimiento reciente hizo que relacionase “San Junípero” con mis propios recuerdos: el reencuentro con compañeros y compañeras de colegio de EGB y BUP. Algunas personas hacía bastantes años que no las veía y he de decir que fue un reencuentro feliz en el que lo pasamos genial, aunque la música no fue la mejor parte. Para vivir un verdadero “San Junípero”, pensé en recopilar en una lista la maravillosa música que escuchamos quienes asistíamos a la discoteca Swing, ya desaparecida. No es de los años 80, sino de los 90, y sé de buena tinta, que los encargados viajaban asiduamente a Londres para traernos lo último en pop-rock.

Para muestra un botón: Midnight Oil, The Cult, Level 42, The Christians, The Romantics, George Harrison, The Style Council, Soft Cell… y pensar que las generaciones de hoy en día tendrán el reggeton en su mochila musical…

Desde todomúsicaymas.es recomendamos que veas la serie Black Mirror, en especial el capítulo de “San Junípero”, y que escuches a alguno de estos grupos. ¡Será un doble descubrimiento!

Anabelj
TodoMúsicayMás.es

Imagen de Madonna

La BSO de nuestra vida: Madonna

Hablar de las canciones que nos han marcado en nuestra vida (al menos a mi) y no hablar de Madonna sería incongruente. A mis 14 años quería ser como ella, mejor dicho, quería ser ella. Cuando apenas llevaba sujetador, quería ponérmelo de encaje negro y con una camiseta de blonda blanca, pitillos negros, cruces, pelo frito, labios rojos… quería correr antes de andar. Menos mal que mi madre tenía el sentido común que me faltaba a mi entonces.

Tenía toda la puerta de mi habitación llena de posters y fotos suyas extraídas de la SuperPop. Tenía la carpeta de clase forrada con su imagen. Tenía todos sus temas dando vueltas en mi cabeza continuamente. Es más, a los 12 ó 13 años, fue la primera música adulta que escuché sin la influencia del tocadiscos de mi padre. No abandoné la música infantil del todo, pero con lo que ahorré de mi paga para chuches me fui a una tienda de música y compré mi primera cinta de música pop. Era, por supuesto ,“Like a Virgin”. Durante mucho tiempo fue mi gran tesoro y aún la conservo.

Por la tele dieron el concierto Madonna en Turín. Lo grabé con mi VHS y lo visioné tantas veces que era la sensación entre mis amigas cuando me pedían que les reprodujera alguna de las coreografías en las merendolas de cumpleaños. Yo vivía Madonna. Ellas todavía lo recuerdan.

Luego cambió su imagen a rubia platino, más cercana a Marilyn Monroe, con la publicación de “True Blue” y eso supuso el principio del fin para mí. Todavía seguí siendo su fan mucho tiempo pero eso y mi propio proceso de maduración hizo que poco a poco fuera bajando en la escala de mis prioridades vitales.

Hoy queda poco de esa admiración. Ya es un símbolo demasiado manido, hasta pasado de moda y ya no me interesa más que en lo anecdótico, pero recuerdo esa época de mi vida con viveza, con una pasión que después he repetido pocas veces con otros ídolos que no se lo merecían. Pero Madonna siempre estará ligada a mi adolescencia y mis ganas de crecer demasiado deprisa. Lo que no pensé entonces es que eso ya no tenía vuelta atrás.

Como recuerdo, y tras este nostálgico suspiro, la película más icónica de su incursión cinematográfica: “Buscando a Susan desesperadamente”. Fue un pelotazo en su momento aunque casi nadie pueda decirte de qué iba. Lo mejor, claro, era su banda sonora y sobre todo el tema “Into the Groove”. Sigue siendo un temazo llenapistas.

Anabelj
TodoMúsicayMás

Retrocedemos las agujas del tiempo 33 años.
Into the Groove, 1984. Like a Virgin

Imagen genérica fiesta musical

Verano musical: Back to the Future

Sí, ya estamos de vuelta. Ha sido un verano provechoso, lleno de música buena y mala. Luego ya está el “Despacito” de los … La música que ha llenado nuestro verano ha sido de todo tipo. Inauguramos la temporada con el Bilbao BBK Live, donde pudimos disfrutar sobre todo de Depeche Mode pero también de Justice, The Killers, Chk Chk Chk, Two Door Cinema Club, Royal Blood, Die Antwoord, Phoenix,  Fleet Foxes y la espectacular zona de Basoa. Todo un atracón musical para quitarnos el gusanillo de los conciertos, las ganas de bailar y sacudirnos  definitivamente el invierno. Acabamos felices y exhaustos a partes iguales.

Después ha habido música caribeña, música folklórica con dulzaina y tamboril, txarangas, verbenas, acordeón, djs con mezclas asesinas, documentales (Ilegales, Los Berrones), algo de clásica… y el remate ha sido un viaje al pasado con una fiesta años 80. Hace unos años la discoteca El Jardín de Gijón ha decidido organizar estas fiestas con gran éxito. El Jardín es una de las discotecas más grandes y antiguas de la ciudad asturiana. No es que siga abierta, en realidad está cerrada, pero ¿dónde mejor organizar una fiesta Back to the Future (así la han denominado) que en una de las catedrales de la música ochentera? Es un lugar enorme, con varias plantas y terrazas que estaba a rebosar de jóvenes de otros tiempos. Las fiestas son todo un éxito y por lo menos te aseguras que esa noche te vas a librar del “Despacito”.

Aunque no soy milennial tampoco pertenezco a la generación que escuchaba música ochentera en las discotecas. Estoy en medio, pero le tengo mucho cariño a esta música porque es parte de mis primeros recuerdos musicales. Afortunadamente, en mi época no había Cantajuegos. Claro que había música infantil pero la escuchábamos principalmente en la tele, en las series de dibujos. En la radio se escuchaba “lo que daban”, que lo mismo era un tango que un cuento infantil que Blondie. Los tangos me aburrían pero Blondie me encantaba, junto con los cuentos infantiles.

Más tarde cuando tuve mi propia radiocassette me tiraba mucho la música disco. A los 70 llegué poco pero me sumergí en los 80s. Luego en la electrónica, acid house, trans, hip-hop… hasta los sonidos actuales. Y de aquí saltamos de nuevo a la fiesta de los 80. Desde aquí tengo que decir que el nivel musical no estuvo mal. Le doy un bien alto porque me sorprendió con varios temas que no me esperaba  como “Blue Monday” de New Order y otros que sí esperaba como Modern Talking, Desireless o Village People, pero sólo pusieron un tema de Pet Shop Boys “Always on my mind”, la laureada (aunque no se por qué) versión de Elvis Presley y se olvidaron de “West End Girls”. Faltó Blondie, Kool & The Gang, Kim Wilde, Depeche Mode… No faltaron hits españoles como “Sufre Mamón” de Hombres G, o “Chica cocodrilo” (este sobraba), o “Insurrección” de El último de la Fila.

Sin duda yo habría hecho una playlist diferente pero para eso tendría que organizar yo la fiesta y no es plan. El momento culminante musical fue Modern Talking con “You´re muy heart, you´re muy soul” el primer gran éxito del dúo alemán allá por 1984. Para mí es uno de los máximos exponentes de la música disco de los 80 y un tema que me encantó recordar. Os lo pongo para que lo recordéis o descubráis. Cardados aparte es un tema con una gran base musical una letra bobalicona para recordarla mejor y una remezcla que es un placer de escuchar. No os perdáis los efectos especiales…

Retrocedemos las agujas del tiempo 33 años.

Modern Talking. The 1st Álbum, 1984. You´re muy heart, you´re muy soul.

Anabelj
Imagen: Michelt
TodoMúsicayMás

Imagen de Spandau Ballet

La BSO de nuestra vida: Spandau Ballet

Acabo de leer en las noticias que Tony Hadley, cantante de Spanday Ballet, abandona el grupo. La noticia me ha llamado la atención porque, en un primer momento me ha parecido anacrónica, pero luego he recordado que aunque en los 90s se separaron, hace unos años volvieron, con la subida del revival de los 80s. Y creo recordar que han dado algún concierto en España no hace mucho tiempo.

Spandau Ballet es uno de mis grupos de adolescencia, junto con Duran-Duran y A-HA. Era un grupo elegante, tal vez demasiado para el público adolescente que les seguíamos, pero nos cautivaban con sus temas y la cálida voz de Tony Hadley. Es una de las grandes voces del pop y con el paso del tiempo, he alucinado con su color. Fueron etiquetados como New Romantics, auque tal vez era más por su aspecto que por su estilo musical.

Después de la separación del grupo en los 90s, Tony se dedicó a los musicales. Siempre ha sido un currante de la música. Los años no pasan en balde y ya no tiene la figura espigada de la juventud pero el traje no lo ha dejado nunca.

Ahora emite este comunicado en Twitter en el que no aclara nada: «Debido a circunstancias que van más allá de mi control, anuncio con profundo pesar que ya no soy un miembro de Spandau Ballet». Es una afirmación rotunda y no sabemos en qué circunstancias lo dice, pero esperamos que no sea por razones de salud. Si Tony ha decidido jubilarse se lo tiene bien merecido.

Spandau Ballet tienen grandes temas a su espalda tales como True, Through the Barricades, To Cut a Long Story (superochentera y genial), Gold (maravilla!), Highly Strung, Be Free with your Love… en fin, que si los buscas en Spotify te suenan todos los temas. Pero hoy nos quedamos, como no podía ser de otra manera, ¡con la mejor! Only When You Leave. Gran ejercicio vocal de Tony, gran saxofón y gran piano. Un tema que siempre es un placer escuchar. Va por ti Tony y por todos y todas las ochenteras de alma.

Retrocedemos las agujas del tiempo 33 años.

Only When You Leave, 1984, Parade

Encabezado de la web todomusicaymas.es

¡Felíz Día de la Música!

Desde TodoMúsicayMás.com queremos celebrar el Día de la Música como se merece, con vídeos musicales. Te ofrecemos una recopilación de las últimas entradas pero hay muchas más…

La BSO de nuestra vida: U2

Sidonie, El Incendio

Homenaje a Roger Moore y y la saga James Bond: Thunderball. Tom Jones

Tino Casal nos sigue embrujando

Freddie Mercury habría cumplido hoy 70 años

Soy un macarra. Ilegales

Radio Futura. 1987, Annabel Lee.

Mira todas nuestras entradas con vídeo musical en La Máquina del Tiempo.

¡Y también Feliz Verano,claro!

Anabelj
TodoMúsicayMás

Imagen del grupo U2

La BSO de nuestra vida: U2

Cuando salía, me veía obligada a escuchar todo tipo de temas, sobre todo de rock (hasta ahí bien), pero tampoco me libraba de los himnos de fútbol, el acid-house (ejem…) o temas locales. Estoy escuchando que estos días se cumplen 30 años de la publicación de “The Joshua Tree” de U2, uno de sus álbumes más venerados. Yo todavía no salía en esta época pero los temas de este disco colearon durante los varios años posteriores a su publicación por los bares que frecuentaba. No es un grupo que me emocione especialmente, lo tolero que no es poco, aunque he de reconocer que algunos temas sí me gustan. Ayer volví a escuchar “Where the Streets Have No Name” y fue tal el empacho del momento que hoy en día me sigue estragando. Me pasa lo mismo con “I Still Haven’t Found What I’m Looking For” o “With or Without You” himno del amanecer de cualquier bar con ganas de cerrar. También he de decir que a pesar del hartazgo, son un grupo importante en la banda sonora de mi vida. A veces no decides qué canciones van a ser importantes pero lo son. Sin U2 mi juventud habría sido otra, no se si mejor o peor, pero otra. Y como soy la que soy, es justo reconocerlo.

Anecdóticamente puedo contar que mi hermana se trajo de su viaje a Inglaterra el disco y la camiseta promocional, no porque le gustaran, nunca fue su estilo, sino porque era lo más entonces en cuanto a música en el Reino Unido. Nunca lo escuchó pero la camiseta la lució hasta que se le borró el dibujo.

Y lo mismo digo del su anterior disco “War”, aunque este al ser más antiguo fue menos explotado, afortunadamente. Uno de los temas de U2 que más me gustan porque me ponen los pelos de punta (es lo mínimo que le pido a la música, emoción) es «New Year’s Day». La melodía del teclado es prodigiosa, una vez la escuches no pararás de silvarla en todo el día.

Retrocedemos las agujas del tiempo 35 años.

Anabelj
TodoMúsicayMás.es