Archivo por meses: febrero 2019

imagen de Ilegales

Crónica de Ilegales en el Kafé Antzokia de Bilbao

Si algo tiene Jorge Ilegal es que es incombustible. El tío ha debido hacer un pacto con el diablo porque se mantiene en una envidiable forma musical. Los años para él son una mera anécdota. De hecho, parecía estar en mejor forma física que la última vez que lo vimos en el Derrame Rock.

Esto lo pudimos comprobar el vienes pasado en el Kafe Antzokia de Bilbao, una sala mítica para un grupo no menos mítico. Las entradas estaban todas vendidas desde hace varias semanas para ver la presentación de su enésimo trabajo “Rebelión”. Sigue sonando a sí mismo: subversivo, fiel, pesimista, crítico… punk. Yo no conocía bien el disco pero el grupo encajó los temas nuevos a duras penas entre el abundante repertorio. Un público ecléctico, no demasiado joven por cierto, se sabía toda la letra de todos los temas. Prácticamente Jorge se podía haber callado que la gente habría cantado por él.

Pero no se calla. Ni se calla cantando, ni se calla para decir que le emociona un tema que no cantaba desde los 90, ni se calla para darnos la bendición ilegal, ni mucho menos acalló su guitarra, todo lo contrario, en las casi dos horas que duró el concierto solamente soltó la guitarra para cambiarla por rotura de una cuerda, a falta de 30 segundos para que acabara el concierto. Por haber, hubo hasta un falso arranque por un problema con la guitarra original, a la que, según nos dijo, no le funcionaba el botón del volumen desde que actuó “caralsol” en un festival veraniego.

Seguir leyendo Crónica de Ilegales en el Kafé Antzokia de Bilbao
Imagen actual de Duran Duran

La BSO de nuestra vida: Duran Duran

Como he dicho en entradas anteriores, Duran Duran fue uno de mis grupos de adolescencia (una tiene ya una edad, lo reconozco…) junto con Spandau Ballet y A-HA. Sus pelos cardados al máximo, sus telas brillantes, sus pintalabios rosas, y la pose rompecorazones de John Taylor me podía. Creo que me gustaba más su estética que su música, porque pasado el tiempo me olvidé completamente de ellos. Como siempre, una campaña publicitaria los violvió a poner en mi órbita. Fue con una versión del tema “Girls on film” para una marca de moda. Acudí a San Spotify para desempolvar sus temas más conocidos y ahí aparecieron Hungry like a wolf, Ordinary World, Come Undone (de sus mejores temas), Save a Prayer y Wild Boys, entre muchas. Incluso hicieron uno de los temas más conocido de James Bond, A View to a Kill, para la película homónima. Resulta que Simon le Bon no sólo era una cara bonita, sino que también cantaba bastante bien. Sus capacidades vocales brillan en el vídeo que hoy traemos, la ya citada “Wild Boys”. No hay que perderse tampoco el videoclip de este tema. He leído que son un grupo referente en videoclips, que la cadena MTV empezó su andadura paralela a la del grupo británico y ambos crecieron juntos: la cadena con sus deseados vídeos y el grupo con la publicidad que les daba la televisión. Supieron como nadie crear una estética glamourosa ochentera que ha sentado precedente en muchos otros grupos y también en el mundo de la publicidad.

El grupo sigue activo prácticamente con su formación original y hay varios conciertos programados en su página web. Son los Rollin Stones del pop. En España la última vez que los vimos fue en el Sónar de 2015.

Hoy destacamos el vídeoclip del tema Wild Boys, que representa un escenario post-apocalíptico al estilo de Mad Max, con cabezas robóticas, pantallas de tubo y aborígenes, una visión que se tenía en aquella época del futuro. Y a parte del artificio estético, el ejercicio vocal de Simon le Bon y sus agudos sostenidos, es digno de mención. Imagino que acabó agotado después de este difícil tema. Disfrútalo.

Retrocedemos las agujas del tiempo 35 años.

Duran Duran, Wild Boys, 1984, Arena.